150 años a pandillero criollo por el asesinato de estudiante dominicana en Providence

NUEVA YORK._ A 150 años en la cárcel,  fue condenado el viernes último el pandillero criollo Branden Castro (a) "Blazer", por el asesinato de la estudiante dominicana Aynis Vargas de 12 años de edad, frente a un complejo habitacional en Providence el 15 de junio del 2012.
Castro, de 22 años de edad, fue arrestado siendo menor, pero fue enviado a una cárcel juvenil a la espera de que cumpliera los 21 para ser juzgado y condenado como adulto por el crimen, uno de los homicidios que más ha conmocionado el estado de Rhode Island en las últimas décadas.
El asesinato de la niña, se produjo, cuando Castro y otros gangueros de la pandilla "H-Block" con base en la calle Harriet, fueron a vengarse de una supuesta agresión de parte de un pandillero rival de la banda "Hartford Soldiers" (Soldados de Hartford) y se presentaron frente al complejo de apartamentos, donde estaba la víctima, junto a varias tías y otros parientes.
Castro, disparó al grupo, alcanzando mortalmente a la estudiante, e hiriendo a tres de las mujeres, en el momento en que se celebraba una fiesta de graduación.
Al escuchar la sentencia, Castro se desplomó sobre la mesa del banquillo de los acusados, pero cuando reaccionó, no expresó ninguna emoción por la larga condena.
El juez del Tribunal Superior de Providence, Robert D. Krause, recordó que el pandillero, admitió haber disparado a la estudiante y herir a las mujeres, las cuales, nunca había visto.
Castro, se negó a hacer una declaración o a disculparse por el crimen de la niña ante los familiares de la víctima, entre los que estaban el padre Teonel Vargas.
El pandillero, tampoco refutó los argumentos del Fiscal Adjunto James Baum, quien relató a la corte los detalles del asesinato. La familia de la niña, se mostró de acuerdo y satisfecha con la condena, especialmente porque la posibilidad de que el pandillero salga con vida de la cárcel, es nula.
La fiscalía dijo que el pandillero usó una pistola calibre .22 para cometer el asesinato y herir a las mujeres. Exhibiendo los tatuajes que identifican su pandilla, el pelo con trenzas y amarrado con pesadas cadenas desde la cintura hasta más debajo de los pies, y esposas en las manos, Castro respondió positivamente a la pregunta de si mantenía du declaratoria de culpabilidad.
-Sí, me declaro culpable, respondió a una pregunta del fiscal.
Fue acusado de asesinato, conspiración para cometer asesinato, múltiples cargos de asalto con un arma peligrosa y uso de un arma ilegal para escenificar un incidente violento.
Además de la cadena perpetua, el juez le cantó otros 50 años adicionales.
Otros pandilleros dominicanos, acusados por el mismo crimen, Ricardo Vázquez, Luis (Didi) González, Angel Valerio y Luis González, se declararon culpables y Vázquez, fue sentenciado también a cadena perpetua en septiembre del 2013.
Los otros tres, están a la espera de ser sentenciados.
Las mujeres heridas en el ataque de Castro, son Elaine de Vargas, Eugelyn Cabrera Martínez y Vilma Terrero, quienes sobrevivieron a las graves heridas y testificaron en la corte contra los pandilleros y el tirador.
Por Miguel Cruz Tejada.

Tu eres nuestro visitante numero