Bodegueros dominicanos en la mira de la policía por compras de celulares y otros artículos robados

NUEVA YORK._ Cientos de bodegueros dominicanos, están en la mira de la policía, porque muchos de ellos, se dedican a comprar celulares y otros artículos de valor, que son robados. Las autoridades, están tratando en coordinación con la Federación de Bodegueros de Estados Unidos, de concientizar a los pequeños y medianos comerciantes criollos, a través de un volante en el que la uniformada les advierte, sobre el riesgo de adquirir las propiedades robadas.
El cartel, deberá ser puesto en un sitio visible de las bodegas, para anunciar a los vendedores que en esos negocios, no se compran artículos como teléfonos y otros dispositivos.
"We Do No Buy Phones, tablets, or any other devices" (Nosotros no compramos celulares, tablas o cualquier otro dispositivo", reza el mensaje de advertencia a los vendedores.
José Fernández, presidente de la federación, explicó que la policía comenzó recientemente, operativos encubiertos para detectar a vendedores y compradores de los dispositivos robados.
Los comerciantes, que sean sorprendidos en la práctica ilegal, serán multados y arrestados por las autoridades.
Durante un foro celebrado en Brooklyn, sobre el problema, los detectives Raymond Morales y Roberto Díaz, del Departamento de Policía, les dijeron a los bodegueros que el operativo busca la prevención del ese delito.
Fernández, señaló que cientos de vendedores acuden a los bodegueros y muchos dueños de esos negocios, los compran para revenderlos en la República Dominicana. "Estamos llamando a los compañeros bodegueros que incurren en esa práctica, a que la detengan, porque en caso de que algún bodeguero sea sorprendido comprando o vendiendo los dispositivos, podría recibir multas por miles de dólares y se arrestado, junto a uno o más empleado", añadió Fernández.
La policía sugiere además a los bodegueros, mantener funcionando sus cámaras de seguridad, iluminar adecuadamente el exterior e interior de sus negocios y tener un circuito cerrado de televisión.
José Ortega, propietario de una bodega en Brooklyn, dijo que siempre tiene temor de ser atracado y que los entrenamientos de la policía, son como "un seguro de vida".
Por Miguel Cruz Tejada 

Tu eres nuestro visitante numero