Condenado a prisión por gritar cuando tenía sexo

Un italiano de 42 años fue condenado a seis meses de prisión tras una queja elevada por sus vecinos, quienes estaban hartos de sus gemidos.


Las víctimas sostuvieron que sus alaridos "atentan contra la paz del consorcio y el decoro del edificio".

En la localidad italiana de Vigodarzere, al norte del país, un hombre fue condenado a estar seis meses tras rejas tras la denuncia de los vecinos que se quejaban de los gritos que daba tanto él como su pareja al tener sexo.

Los vecinos se sintieron "acosados" por varios meses, con largas sesiones de sexo desenfrenado, según señala el sitio The Local.

El hombre, de 42 años, fue condenado tras 12 meses de que los vecinos lo denunciaran por "acoso" por el volumen de los gritos. Un juez local decidió que el caballero vaya a prisión.

Si bien el hombre apelará el fallo, es difícil pensar que los vecinos queden tranquilos ante su inminente regreso a las aventuras amorosas, principalmente luego de definir que "sus gritos y gemidos atentan contra la paz del consorcio y el decoro en el edificio".

Fuente: Derf

Tu eres nuestro visitante numero