Dominicano cayó de cuarto piso durante incendio despierta del coma y narra milagro

Rufino Peralta de 56 años, fue ingresado grave el 30 de marzo día del siniestro
NUEVA YORK._ El pasado domingo 30 de marzo, un voraz incendio de dos alarmas, consumió varios apartamentos en un edificio de apartamentos, en el vecindario Reed Hook en Brooklyn. Trece inquilinos resultaron heridos.
Entre los inquilinos, estaba el dominicano Rufino Peralta de 56 años de edad y quien, tratando de salvar a su esposa Andrea Peralta de 58 y a su hijo autista Junior, intentó meterse por una de las ventanas de su apartamento, pero no logró el cometido.
El dominicano, se había agarrado de las cortinas en una de las ventanas, pero no pudo sostenerse y cayó al vacío. La esposa y el hijo fueron finalmente rescatados por los bomberos y llevados a un hospital, donde fueron tratados por lesiones menores.
En el video que captó el horrible momento, la nebulosa figura de Peralta, mezclada entre el humo, las llamas y el agua de las mangueras de los bomberos, formó una escena dantesca, digna de una laureada película de terror.
Cayó inconsciente y fue transportado al hospital por paramédicos y policías, ante el convencimiento de su esposa, dos hijas y un hijo autista, de que él, se había ido para siempre.
Pero el esfuerzo de los médicos del nosocomio, fue como siempre, con total entrega para salvarle la vida.
Rufino, se mantuvo en coma desde el primer día de la caída. Logró aferrarse a la vida de tal manera, que hace tres días, el sábado último, despertó volviendo a la vida.
Recuperó la consciencia, abrió los ojos y volvió a hablar.
"Lo único que quería era salvar a mi hijo, que es el único hijo que Dios me ha dado", relató conmocionado todavía, Peralta, desde su lecho en el hospital Luterano de Brooklyn.
"No sé muy bien cómo lo hice, creo que rompí la puerta a patadas, pero era demasiado humo, pero estaba decidido a ayudar a los demás", añadió Peralta.
Su esposa, contó que su marido trataba de asirse de la cortina para salvarla a ella, cuando se desprendió de las telas, perdiendo el equilibrio y cayendo hacia abajo.
Peralta, ha sido considerado como un héroe en toda la ciudad. Su hijo Junior, al escuchar la noticia, pareció volver a la realidad.
Yokasta, hija de Peralta y ahogada por el llanto de la felicidad al lado de la camilla de su papá, expresó que "me siento muy alegre de verlo vivo para atrás, porque él estaba bien grave".
Ella dijo que "gracias a Dios, el Señor le devolvió la vida".
Rufino, ha sido sometido ya a tres cirugías reconstructivas y presenta progresos rápidos y visibles, pero asegura que quiere salir pronto del hospital para seguir estando al lado de la familia.
Sobre su recuperación, los médicos dijeron que hay buenas nuevas. A partir de hoy martes, lo someterán a terapia intensiva durante tres semanas y se espera que salga recuperado en un cien por ciento.
Por Miguel Cruz Tejada


Tu eres nuestro visitante numero