Estudiante dominicana de trece años denuncia brutal golpiza por parte de ayudante de autobús

Francisca Ramírez fue arrestada y acusada de asalto y poner en peligro la vida de Kerlyn Rosa Díaz
NUEVA YORK._ Kerlyn Rosa Díaz, una estudiante dominicana de educación especial y de trece años de edad, denunció que fue víctima de una brutal golpiza, que supuestamente le dio la señora Francisca Ramírez, quien trabaja como ayudante (School Aid) en autobuses escolares contratados por el Departamento de Educación.
Presentando una cortadura en el labio superior, arañazos y contusiones en ambos brazos y otras lesiones, la niña, narró que la asistenta la golpeó, cuando era transportada en la guagua de su escuela a su casa, en El Bronx.
La policía confirmó el caso y dijo que la ayudante, fue arrestada y está siendo procesada por el cargo de asalto en el cuartel 42 de ese condado.
"Yo me estaba defendiendo, y como quiera seguía dándome y eso…", dijo la niña, que cursa el quinto grado.
La acusada, conoce bien a la estudiante, porque la menor es una de tantas escolares que se transportan diariamente bajo el supuesto cuidado de la señora Ramírez.
"Me moví hacia adelante en la guagua, y comenzaron a gritarme que tenía volver atrás, le pregunté el porqué, pero ella siguió y siguió y yo le tiré mi jaquet", explicó la niña.
"Ella me haló el pelo", añadió.
La madre de la víctima, reclamó que la policía ni la fiscalía no liberen con fianza a la acusada, "porque por lo que le hizo a mi hija, debe estar en la cárcel".
"Le partió la boca y le hizo todos esos arañazos en los brazos", dijo la progenitora de la estudiante.
"Tengo miedo de que me vuelva a pasar", señaló la menor agredida, que estudia en la Escuela Pública 63 de El Bronx.
"Que la metan presa, que es en la cárcel donde ella debe estar, porque para hacerle eso a una niña, esa mujer tiene que ser loca", expresó la madre.
Al referirse al incidente, la empresa propietaria del autobús, dijo en un comunicado que "la empresa entrena a fondo a las ayudantes, para que cuiden en forma correcta a los niños".
La compañía añadió que "tomamos en serio las reclamaciones, y estamos investigando para determinar lo que pasó".
La víctima, tuvo que acudir al cuartel para identificar a la agresora.
"Se dice que la van a dejar ir para la casa, y yo, no estoy de acuerdo con eso, porque si le hizo eso a la niña, no puede irse a su casa, sino a la prisión", sostuvo la madre.
Se aclaró que la acusada, no labora directamente para el Departamento de Educación, sino para la compañía de autobuses contratada por esa agencia para transportar a los estudiantes.
Ramírez, fue imputada de asalto en tercer grado y poner en riesgo la vida de una menor

Tu eres nuestro visitante numero