Supuesto policía hiere joven, intenta secuestrarlo y fiscal lo apaña

Definitivamente la República Dominicana puede ser comparada con el país de las maravillas cuando de la justicia se trata, aquí se ven casos que en ninguna parte del mundo ocurren debido a la desfachatez con que algunos órganos del aparato judicial se manejan.
Un ejemplo vivo de lo que describimos es este caso ocurrido en la barriada de Villa Juana, donde dos jóvenes discuten y el señor Cecilio Andrés Romero (Chunga) quien es padre de uno y supuestamente Policia, horas después de la discusión acude a buscar a quien discutió con su hijo, se presentan el y otro hombre ambos armados con pistolas, y mientras su acompañante encañona a un joven de nacionalidad Norteamericana que quiso mediar en el conflicto, el hombre que dice ser policía hiere con su pistola en la cabeza a Erickson Alcántara que fue la persona que discutió con su hijo, intenta introducirlo a la fuerza en un vehículo y debido a la intervención de los presentes no logra hacerlo y luego huye del lugar.
El joven herido en la cabeza acude a donde la magistrada Nancy Guerrero (Procuradora fiscal adjunta) y deposita una querella, luego de esto los agresores amenazan con tomar represalias en contra de la victima  si este  no retira la acusación,  todo esto le es comunicado a la Magistrada y para sorpresa de todo el mundo esta fiscal en lugar de desarmar al agresor, apresarlo, someterlo y pedir medida de coerción en su contra lo que hace es que remite el expediente incompleto a un juzgado de paz , sin interrogar testigos, sin acompañarlo de prueba alguna, sin el arma en cuestión, buscando con esto que la acusación no prospere por falta de pruebas.
Esta práctica indecorosa se ve a diario en nuestros tribunales, cuando un fiscal tiene interés en que un expediente no prospere, lo instrumenta mal, o no lo fundamenta con pruebas y al final el juez no tiene otra altermnativa más que desestimarlo. Es penoso que frente a la gestión que vienen realizando tanto la fiscal del Distrito Yeni Berenice Reynoso, como el jefe de la policia General Manuel Castro Castillo, subalternos suyos incurran en este tipo de actuaciones indecorosas y reprochables que empañan la imagen de estas instituciones frente a la población.
Laberny

Tu eres nuestro visitante numero