Mujeres al borde de la muerte por las cirugías estéticas

Las mujeres del medio continúan en su afán de hacerse arreglos estéticos sin parar mientes en los peligros y en las consecuencias de ciertos procedimientos.

Una cronista de arte se vio en peligro de muerte recientdemente, a consecuencia de una operación estética a la que se sometió.

Permaneció más de dos semanas internada en un hospital público, a cuya situación solo tuvieron acceso personas muy allegadas, debido a que ella se resistía a que la farándula se enterara del drama por el que estaba atravesando.

Tuvo la suerte de que el hospital, al cual precisamente le hace relaciones públicas, se encargara de su caso y le brindara todas las atenciones.

Pero no es la primera ni la única,  pues ya desde los 90  las cronistas sociales de los principales diarios  hacían intercambio con Edgar Contreras para "darse bisturí" sin pagar un centavo.

No era casual que cada vez el cirujano Contreras era detenido acusado de mala práctica, las cronistas de sociales salián a defenderlo a coro.

De esa época hay hasta anécdotas, como la de una colega que cuando viajó a Nueva York con un grupo cronistas, en Migración no la querían pasar, y hasta la mandaron a investigar al cuartito, porque la foto del pasaporte no se parecía a ella.

Y estaba claro, con una visa de diez años, y antes de ese viaje se hizo 4 cirugías que le habían transformado el rostro.

Ni seña de la imagen del pasaporte...

La "estericaron" (estiraron) tanto, que parecía que ese estaba riendo todo el tiempo como el Guazón.

Los escándalos han estado en el  tapete con la detención de la gente de Efecto Brusch y el cierre de su clínica, procedimiento al que se sometieron muchos artistas y gente del medio. 

Por lo visto, eso no hay quien lo detenga, con el agravante de que de fuera están viniendo a operarse aquí, incluyendo ciertas féminas criollas que viven en USA

Tu eres nuestro visitante numero