Tener 10 kilos de más acorta 14 años de tu vida

La obesidad es  de los males del siglo XXI. La mala  y el sedentarismo son los factores más comunes para el padecimiento de múltiples enfermedades y disminución de la calidad de . Tener sobrepeso puede acortar hasta 1 años de tu vida.
Las personas con obesidad mórbida podrían perder hasta 14 años de sus vidas, sugiere un estudio reciente.
Investigadores de EU recabaron datos de 20 estudios anteriores, y hallaron que un índicede masa  (IMC) superior a 40, lo que se considera como obesidad grave, aumenta las probabilidades de muerte prematura por enfermedad cardiaca, cáncer y diabetes, en comparación con las personas con un peso normal.
"Hallamos que las tasas de muerte en los adultos gravemente obesos eran unas 2.5 veces más altas que en los adultos en el rango de peso normal", señala la investigadora líder, Cari Kitahara, miembro investigadora del Instituto Nacional del Cáncer de EU.
La obesidad grave explica 509 muertes excesivas por cada 100 mil  cada año, y 382 muertes excesivas por cada 100 mil mujeres, advierte.
No está claro si perder peso mejoraría la esperanza de vida, apuntó Kitahara. Pero no hacerse obeso en primer lugar alargará la vida, añade.
El equipo de Kitahara calcula que, en comparación con las personas de peso normal, las personas gravemente obesas reducían sus vidas en entre 6.5 y 13.7 años. Eso es similar a la reducción provocada por fumar, comenta.
El IMC es un cálculo de la grasa corporal basado en la estatura y el peso. Por ejemplo, una persona de 5 pies y 4 pulgadas (1.62 metros) de estatura y 235 libras (107 kilos) de peso se considera gravemente obesa. De forma similar, si alguien pesa 280 libras (127 kilos) y tiene 5 pies y 10 pulgadas (casi 1.80 metros) de estatura, su IMC es de 40. En comparación, un IMC de entre 18.5 y 24.9 se considera como un peso saludable.
Alrededor del 6% de los adultos de EU son gravemente obesos, según la información de respaldo del informe, que aparece en la edición en línea del 8 de julio de la revista PLOS Medicine.
El doctor David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, dice que los hallazgos del estudio subrayan unas inquietudes existentes.
"Hace mucho que tenemos evidencias claras y convincentes de que la obesidad se relaciona con las enfermedades crónicas importantes que asolan a las sociedades modernas: las enfermedades cardiacas, el cáncer, el accidente cerebrovascular, la diabetes, la demencia y otras", advierte Katz.
La obesidad grave es más peligrosa que los grados más bajos de obesidad, y las tasas de obesidad grave están en un aumento marcado, añade. "También tenemos datos que muestran que la tasa de muerte por obesidad está en aumento", dice.
Katz comenta que los tratamientos efectivos para la obesidad pueden ayudar en algo. "Pero se puede abordar mucho mejor mediante la prevención, dado que la obesidad grave raras veces es inevitable en primer lugar", plantea.
Para el estudio, los investigadores se enfocaron en investigaciones previas con casi 10 mil personas gravemente obesas que nunca habían fumado ni tenido ninguna enfermedad crónica. Compararon a esas personas con unos 304 mil adultos con un peso normal.
Durante el periodo del estudio de 30 años, los hombres y mujeres gravemente obesos tenían más probabilidades de morir en comparación con las personas con un peso normal.
La enfermedad fue el factor más importante vinculado con la muerte entre los gravemente obesos, seguida por el cáncer, la diabetes y las enfermedades renales y hepáticas.
Además, el riesgo de morir de cualquiera de esas afecciones aumenta junto con el peso.
Empero, los hallazgos están limitados porque las personas reportaron su propio peso y estatura para calcular el IMC, y también porque el IMC fue la única medida de obesidad utilizada, apuntaron los investigadores.
Por eso, empieza un nuevo estilo de vida y sigue los consejos de

Fuente: Salud 180

Tu eres nuestro visitante numero