¿Cómo controlar mi colesterol?

En primer lugar veamos qué causa que mi colesterol este alto. El factor más influyente en el aumento del colesterol es una dieta inadecuada. La ingesta en exceso de comida de procedencia animal, el consumo abusivo de alcohol, enfermedades hepáticas, endocrinas y renales.

Hay una condición hereditaria ocasionada por un defecto genético que impide que el colesterol LDC (malo) sea degradado, llamada hipercolesterolemia familiar, con aumento significativo en los niveles de colesterol y la primera causa de mortalidad a temprana edad por infarto del miocardio.
¿Qué puedo hacer para controlar o mejorar mi nivel de colesterol? Dos condiciones se vuelven relevantes. En primer lugar, un cambio definitivo en el estilo de vida, en muchas personas, por sí solo es capaz de lograr los niveles deseados; otros en cambio requieren el uso de medicamentos como las estatinas, las cuales han demostrado su eficacia y seguridad.
Los tratamientos con medicamentos son diferentes para cada persona, muy especialmente si tiene otros factores de riesgo agregado.
Hay reglas que son fundamentales, como:
- Comer saludable
- Hacer ejercicio
- Abandonar los cigarrillos
¿Qué es comer saludable?
ï Asegúrese de comer abundante cantidad de verduras, frutas, pescados y granos enteros, pan y cereales integrales, carne con menos grasa (carne magra de pollo, cerdo, res y pavo) lácteos (leche y yogur descremado y con poca cantidad de grasa).

- Las grasas deben ser predominantemente ácidos grasos poli o monoinsaturados, presentes en el pescado y los aceites de oliva y vegetales.
-Evite las grasas saturadas y las grasas trans, muy frecuentes en la comida chatarra.
- Evite los alimentos con muchas calorías y pocas vitaminas y minerales.
- Asegúrese de hacer ejercicio físico regular 5 días a la semana, aunque tres sesiones a la semana sería aceptable.
Recomendamos el ejercicio físico (caminar, ciclismo, nadar o simplemente hacer actividades aire libre), ya que, entre otras cosas, mejora la capacidad pulmonar, regula el sistema vascular,  aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo y los triglicéridos; ayuda a controlar la presión arterial, los valores de glucosa en sangre y el peso corporal; mejora la imagen personal y nos permite lidiar con el estrés y la ansiedad.  Finalmente, completar con el abandono del hábito tabáquico y así tendremos una vida más larga y con mejor calidad.

Tu eres nuestro visitante numero