Padre de Wandy Rodríguez niega atropellara dos soldados, pide al Presidente Danilo Medina una investigación seria

San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D. -Un ganadero se declaró inocente de las heridas sufridas por dos guardias que se montaron en la parte trasera de un camión sin permiso y se cayeron y para recobrar su libertad la Justicia impuso una garantía económica de 25 millones de pesos en efectivos, su honra y su solvencia moral echada por al suelo por militares y la Justicia, pidió al Presidente Danilo Medina una investigación seria para que resplandezca la verdad.
Juan Paulino Rodríguez, de 60 años de edad, denunció que el jefe de la Cuarta Brigada de Infantería del Ejército de la República Dominicana en Mao, general Sungar Frugis Martínez y las autoridades judiciales orquestan planes y torpedean en su contra con mentiras y falsedades, pero que como hay un Dios en la tierra confía en Dios y que presidente Danilo Medina ordenara que su caso sea investigado y que los inventores de mentiras sean sancionados.
Con impotencia ante el abuso y atropellos cometidos por el jefe de la Cuarta Brigada del Ejército de la Republica Dominicana, general Sungar Martínez al imputar alegados atropellos a los guardias, Lorenzo Valdez Toussaint y Ciprian Bueno, es una burda e "inventiva del alto oficial militar" y que al parecer ha presionado a los dos militares para que "tuerzan" la verdad sobre la forma y la realidad de los hechos.
En este árbol chocó el fusil de uno de los militares que luego se desplomó al pavimento.
Rodríguez dice que el único delito que ha cometido es ser honrado y trabajar con dignidad, decoro, crear una familia, darle educación y principios morales para que sean ciudadanos que sirvan a la sociedad y a la Patria que nos legaron los prohombres que lucharon al lado de Juan Pablo Duarte por un porvenir mejor y próspero.
 Explicó que retornaba desde la finca a su casa llevando consigo a una haitiana Lounecie Louis Rosa, de 22 años de edad, esposa de uno de sus trabajadores que había dado a luz mediante cesárea y una "bola" que facilitó a tres misioneros haitianos y los dos guardias quienes estaban en un "retén" trataron de averiguar la legalidad y al estar todo correcto autorizaron continuar la marcha.
 Sin embargo, puso el camión en marcha, los dos militares se "treparon" sin su conocimiento en la parte trasera del camión y al esquivar unos hoyos en la carretera el cañón del fusil de uno de los guardias se incrustó en una rama de un árbol de Nin y cayó al suelo sin que él se percatara de lo sucedido y continuó en marcha.
 Detuvo el camión a una distancia de 800 metros y es entonces se entera a través de los haitianos que los dos guardias se han caído de la parte trasera del camión, por lo que esa es la verdad como cuenta que tengo que darle a Dios cuando muera.
 Paulino Rodríguez, narra que unos motoristas socorrieron a los dos guardias, pasaron por el lado del camión y los trasladaron hasta el Hospital General Santiago Rodríguez recibiendo las atenciones facultativas y que todavía no sabe que ellos venía "enganchados en la parte trasera de su camión".
 "Si yo le doy una bola a una persona y se cae de mi camión el primero en socorrerlo soy yo y llevarlo al médico porque soy humano y nunca le he hecho un daño a nadie", más que tengo familias e hijos también" dijo.
 Una prueba evidente y fehaciente es que dentro del camión quedó el celular de uno de los guardias y un pedazo del fusil cuando el arma se incrusto en una rama del árbol de Nin que provocó el accidente y que sobresale a la carretera, por donde hay que "ladearse" evadiendo los hoyos que tiene la carretera.
 Periodistas visitaron la zona donde permanecen las señales en la rama del árbol de la especie Nin donde el fusil del militar impactara y provocara la caída del soldado que sufrió golpes y heridas que lo mantienen internado en un centro de salud privado en San Ignacio de Sabaneta, provincia Santiago Rodríguez.
 Justicia
Paulino Rodríguez tildó como un abuso incalificable que sentará como un records en el libro "Guinnes" es la garantía económica de 25 millones de pesos en efectivo que para salir de la cárcel debió depositar en la sucursal del Banco Agrícola, impuesta por la jueza interina del Primer Tribunal Colegiado, magistrada Milagros del Amor Estévez.
 Pidió al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, ordenar una investigación y aplicar sanciones severas contra funcionarios del Ministerio Público de aquí, por el "flaco" servicio desempeñado y que en vez de clarificar los hechos los "enturbian" con su mal accionar.
 "El Domínguez Brito tiene que venir a Santiago Rodríguez a investigar esta y otras situaciones que están sucediendo en el Ministerio Público, así como el Ministro de las Fuerzas Armadas, porque las gentes aquí no vive en sosiego por los tantos cuestionamientos de algunos de sus funcionarios y de militares que laboran en este municipio de San Ignacio de Sabaneta" dice.

Tu eres nuestro visitante numero