¿Qué pasará con los haitianos y sus descendientes que no se acogieron al Plan de Regularización?

Vence el plazo para acogerse a la Ley de Naturalización

SANTO DOMINGO.- A pocas horas para que venza el plazo otorgado por las autoridades migratorias  a los migrantes y sus descendientes para inscribirse en el Plan de Regularización, el futuro de miles de estas personas se torna incierto, porque no se acogieron a la Ley de Naturalización.
Las autoridades migratorias no han revelado cuál sería el destino o la situación civil de los dominicanos de padres haitianos que rehusaron registrarse como extranjeros, dado que nacieron en este país y se consideran dominicanos.
La Dirección de Migración advirtió que el 1 de febrero es el último día para inscribirse y que no habrá prórroga. Pero solo 6,937 de un estimado de alrededor de 60,000 hijos de padres extranjeros en situación irregular se habían acogido a esta ley.
A organismos internacionales les preocupan las deportaciones masivas de mujeres haitianas con sus niños nacidos en República Dominicana. En un autobús, el pasado martes fueron enviados a Haití, el país más pobre de occidente, 30 niños entre 3 y 13 años. Creen que este panorama será la norma a partir del primero de febrero.
Amnistía Internacional (AI) alertó ayer que cuando, al dar la medianoche (del 1 de febrero), expire el plazo, las esperanzas de decenas de miles de personas vulnerables se hundirán. Miles de personas correrán peligro de ser expulsadas del país.
La situación afectaría a miles de dominicanos de ascendencia haitiana que podrían quedar en un limbo civil, que implicaría la negación de documentos que les permitan el acceso a la educación y, en consecuencia, la movilidad social.
"Ya es hora de poner fin a esta crisis. La simple realidad es que, cuando nació la inmensa mayoría de estas personas, la ley dominicana entonces vigente las reconocía como ciudadanas. El privarles de ese derecho, y crear a continuación unos obstáculos administrativos insalvables para poder quedarse en el país, constituye una violación de sus derechos humanos", dijo directora del Programa para América de AI, Erika Guevara Rosas.

Tu eres nuestro visitante numero