Hallan ahorcadas madre dominicana e hija en sótano de una casa en Boston

Los cadáveres de la madre dominicana Ariana Rosa Soares y de su hija Marley Soares fueron hallados en un sótano de la casa en la que vivían, situada en el suburbio Brockton en Boston. Los investigadores dijeron que ambas víctimas fueron ahorcadas.
La madre, tenía 32 años de edad y la niña 9. Al cierre de esta crónica, la policía de Brockton, no había hecho arrestos ni había definido el perfil de algún sospechoso con relación al caso.
El informe dice que la dominicana fue a recoger a su hija mayor y que llevaba algún tiempo hablando de que quería suicidarse, sin alegar las razones. Los cuerpos estaban colgando de una viga en el sótano de la casa en la que vivía la mujer con sus hijas.
El macabro hallazgo fue hecho el viernes último por un pariente de la señora Rosa. El fiscal de Brockton, Timothy J. Cruz, dijo que las muertes de la madre y la hija, están siendo investigados como homicidios y dijo que es demasiado pronto para determinar si se trató de un suicidio y homicidio.
"Me siento muerto, estoy enojado, estoy sin mente", dijo José Rosa, el padre de Ariana y abuelo de la niña, mientras estaba parado al final de la calle Morgan, donde vivían las víctimas. Acompañado por otros parientes, el señor Rosa, expresó que no tenía un nombre para describir las muertes de su hija y nieta.
Los cadáveres, fueron descubiertos a las 9:48 de la mañana, cuando una mujer que cuida al hijo mayor de Rosa, llamó al 911 para notificar el hallazgo. La cuidadora fue a la casa a averiguar por qué la madre no había regresado a recoger a su otra hija, explicó el fiscal Cruz.
"Esta es una tragedia muy terrible para la familia y la comunidad", añadió el fiscal en una conferencia de prensa el sábado en la mañana. La niña cumpliría 10 años esta semana.
El fiscal dijo que se encontró una nota manuscrita en la casa, pero los investigadores necesitarán más informaciones para determinar quién escribió. No dejó en claro si el manuscrito se trata de una nota suicida o es parte de algún diario que llevaba la madre o su hija.
El padre de Ariana, dijo que estaba muy preocupado porque su hija llevaba algún tiempo descuidando de sus hijos. Relató que vio a su hija dándoles patadas y bofetadas a los hijos y la describió como una mala madre. "Mi hija, no era una buena madre, intenté ayudarla para detener el método de crianza y lo que pasó entre ella y los hijos."
Explicó el señor Rosa que en varias ocasiones había llamado a la Administración de Bienestar Infantil para que el estado removiera a los niños de la casa, pero un portavoz del Departamento de Bienestar de Niños y Familias de Massachusetts, dijo que la agencia nunca recibió una llamada del papá de la mujer. Empero, el vocero declinó hablar sobre si la agencia había tenido algún caso con la misma familia.
Pero contrario a la versión del padre, Claudia Gómez, una amiga de Ariana, la describió como "una buena madre". Añadió que a la muerta, le gustaba ayudar a todo el mundo. "Ella era muy buena y muy dulce", agregó Gómez.
Dijo que en el pasado, había escuchado a la madre hablar de que se quería matar, por problemas no especificados. "Le dije que ella no podía suicidarse, porque tenía dos hijos."
Hace un año, Ariana se había divorciado del padre de la niña, pero continuaba enfrentándose al hombre.
La occisa había conseguido una orden de protección (alejamiento) del exesposo, la que supuestamente él había violado dos veces a comienzos del 2014. La dominicana también había conseguido otra orden contra el padre de su otra hija.
Ninguno de los dos exmaridos pudo ser contactado por medios locales de Boston, para una reacción sobre las muertes.
Gómez, aseguró que el mes pasado, Ariana, había publicado un mensaje en Facebook, diciendo que alguien la había amenazado. "Ahora, está tratando de matarme a mí, me dijo que va asegurarse de que yo muera", dice el mensaje en la red social, aunque ella no especificó de quien provenía la presunta amenaza.

Tu eres nuestro visitante numero