Quirino reitera “cien por ciento” financió a Leonel Fernández; alega no era amigo de Hipólito M. (video)

SANTO DOMINGO.- El ex capitán del Ejército y confeso narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo dijo este jueves que reitera “cien por ciento” su denuncia de que entregó  más de 200 millones de pesos al expresidente Leonel Fernández para solventar su campaña a partir del 2002.
Asimismo, reveló que viajó al exterior con el actual senador Féliz Bautista para comprar la planta eléctrica de la Fundación Global, Democracia y Desarrollo (Funglode), por la cual pagó casi 7 millones de pesos.
En llamada telefónica al programa radial “El Gobierno de la Mañana”, de La Z-101, Paulino Castillo ratificó lo señalado en una carta suya en el sentido de que Fernández sabía que “el dinero que yo le entregaba provenía del narcotráfico”, y que los  últimos diez millones de pesos se los envió con su hijo el 17 de mayo del 2004 a la oficina de Margarita Gómez.
Dijo que las relaciones entre ambos comenzó a solicitud del expresidente,  al través del señor Luis Gutierrez, quien múltiples veces  gestionó ese acercamiento.  Alegó que cuando el primer encuentro se produjo Fernández le manifestó: “Quirino, todos los que decían ser mis amigos me abandonaron después que yo salí del gobierno”.
Dijo que esto lo manifestó Fernández delante de su esposa (de Quirino), la cual está en Santo Domingo y puede confirmar o desmentir lo que él está diciendo.
Agregó que no entregó el dinero para la campaña del candidato peledeísta a título de donación, sino como una “inversión”, que fue el término que el propio Fernández utilizó.
Señaló que está reclamando a devolución de ese dinero porque se lo entregó a Leonel a título de préstamo y porque ahora él (Quirino) está pasando una situación de gran precariedad económica en los Estados Unidos, donde se encuentra.
Alegó que no fue una carta que envió a Fernández sino “varias”, así como a Margarita Gómez y lo hizo tanto desde la prisión como de manera personal a su oficina y a través del general retirado Manuel Florentino y Florentino, pero ellos “hicieron caso omiso, como que yo era un desecho o que las cartas eran un deseño”.
Dijo que no quería hacer estas denuncias pero se vio obligado a formularlas debido a que el ex presidente y esas otras personas son “unos ingratos” y tienen “doble moral”.
“Yo no quería hacer esto, yo incluso le envié cartas diciéndoles yo no quiero hacer divulgaciones en público, no quiero, no quiero por favor!!. Hagan un encuentro con mi hermano, con mi hijo, con mi esposa, para que esto quede herméticamente cerrado como un secreto entre nosotros y ellos no me pusieron atención”, enfatizó.
Declaró que a pesar de que Leonel Fernández pagó muchos millones de pesos en publicidad para demostrar que no tenía ningún vínculo con él, lo cierto es que fueron buenos amigos.  “Leonel y yo fuimos buenos amigos, de confianza”, agregó.
“Ahora, yo quiero que ustedes le hagan esta pregunta si algún día se encuentran con él,pregúntenle a él qué día yo le estreché mi mano y no le llevé un maletín de dinero; que no fue una, ni dos, ni cuatro, ni cinco ni seis, ni siete ni ocho. Fueron cuatro años llevándole maletines de dinero”, agregó.
Agregó que si se puso los pantalones para aguantar los años que estuvo preso. “Fernández debe ponérselos ahora para aguantar lo que estoy divulgando al país”.
Preguntado si estima que otros dominicanos pudieran ser extraditados a Estados Unidos como consecuencia de las informaciones que él suministró a las autoridades norteamericanas durante la negociación, respondió:  “Ese es un tema que no estoy tocando por ahora, llegará su momento”.
Retornará pronto al país
Respecto a si contempla retornar al país, dijo: “Yo soy dominicano y tengo que ir a mi tierra, allá está mi familia, yo no tengo aquí a nadie, yo vivo aquí solo, solo, nada más con Dios”.  A pesar de la insistencia de sus entrevistadores, señaló que su regreso será “pronto” y no ofreció más detalles.
Ante la pregunta si él colaboró financieramente con otros políticos dominicanos, respondió escuetamente que no.
Alega no fue amigo de Hipólito ni aportó para su campaña
Respecto a sus relaciones con el ex presidente Hipólito Mejía y dirigentes del PRD, narró que en una oportunidad este partido decidió hacer una actividad encabezada por el señor Sergio Grullón en un establecimiento turístico de su propiedad denominado “Rancho Baldosi”, ubicado en su ciudad natal.
Alegó que debido a que entonces él era primer teniente del Ejército, accedió a asistir “como uno más” en dicho acto.  Agregó que no conocía a Sergio Grullón ni a los demás dirigentes, con excepción del periodista Plinio de Oleo, quien es del mismo pueblo pero con el cual nunca había compartido.
Dijo que de repente, tras comprobar que él (Quirino) era muy conocido en el pueblo, Grullón de repente le pidió que él apadrinara la campaña en esa zona y se juramentara como tal.
Manifestó que “para no hacerlo quedar mal levanté la mano y me juramenté, pero ese fue el gran error de mi vida, que yo aceptara esa vinculación política”.
Aseguró que no es ni nunca ha sido amigo de Hipólito Mejía, a pesar de que éste en una oportunidad le invitó a inaugurar un acueducto en Dajabon y otra vez al Palacio a un almuerzo. Agregó que también, durante la campaña electoral, le visitó en su residencia, llevado por el general Sierra Pérez, donde desayunaron.
Afirmó que él nunca aportó dinero para la campaña de Hipólito.
Negó categóricamente que haya sido reintegrado al Ejército por el Presidente  Mejía y dijo que esto ocurrió mucho tiempo antes.
Sobre “pista de aterrizaje”
Desmintió, asimismo, que una pista de aterrizaje fuera construida en Elías Piña para él y sus actividades de narcotráfico, sino en interés de lograr un “desahogo” aéreo en la zona y facilitar la asistencia a la población, en caso de un desastre.    Admitió, sin embargo, que a solicitud de Sierra Pérez, entonces jefe de la Fuerza Aérea Dominicana, él aportó dinero para esa obra “como una contribucion” a su pueblo.

Tu eres nuestro visitante numero