Té para luchar contra el cáncer

SANTO DOMINGO. Los días cuatro de febrero, en todo el mundo, se celebra la lucha contra el cáncer, y nosotros no nos quedamos fuera. Una enfermedad terrible que cada año nos roba vidas valiosas, mientras la ciencia afana por nuevos métodos y tratamientos para detenerlo.
Pero al margen de la guerra de farmacéuticas, muchos de los remedios más eficaces contra el cáncer están justo frente de nosotros: en la despensa, en la nevera o en la forma de una de nuestras frutas preferidas.
Vinieron del Oriente
Los orientales son adictos al té. Acompañan con esta bebida aromática gran parte de su vida y de su dieta. Y sus beneficios son notables. No solo viven muchos años, si no que viven saludablemente.
A occidente no le quedó más remedio que investigar. Docenas de estudio y miles de casos demostraron sin lugar a dudas que el té, en especial el té verde, tenía bastante que ver con el milagro oriental.
Estudios arqueológicos han demostrado que el té verde se consume desde hace más de 5,000 años en China. En su inicio sólo unos pocos privilegiados de la nobleza podían consumir esta saludable bebida. Tras la caída de la Dinastía Ming, el té verde se extendió al resto de la población. El té fue exportado al mundo por primera vez entre los siglos XV y XVII llegando a casi todos los países. En Inglaterra llegó por primera vez en 1673 y de ahí se extendió por el occidente.
Antioxidantes contra el cáncer
Al margen de las muchas otras propiedades y ventajas de su consumo, lo que más abunda en el té verde son sus poderosos antioxidantes, responsables de su fama “anti cáncer”. Su alto contenido de polifenoles previene la oxidación celular e inhiben la actividad de una enzima llamada “uroquinasa”, que los tumores malignos necesitan para reproducirse.
Sumado a su agradable sabor, al té verde se le atribuye una poderosa acción preventiva contra muchos tipos de cáncer: vejiga, esófago, ovarios y páncreas. Aunque todavía no hay estudios concluyentes, también se menciona que puede ser eficaz para prevenir la aparición del cáncer de mama, pulmón, próstata, estómago y piel.
Las propiedades beneficiosas del té verde incluyen la prevención de enfermedades cardiovasculares, el fortalecimiento de los huesos, la reducción de problemas dentales y encías, y en la prevención del Parkinson, gracias al efecto protector de los polifenoles sobre las células protectoras de dopamina, entre muchos otros.
Hasta para rebajar
Muchos entienden que el beneficio más popular que tiene el té verde es la de perder peso, aunque no existen pruebas concluyentes. Quizás tenga que ver con que su consumo moderado (2 -3 tazas al día), tiene efecto diurético y porque aumenta ligeramente el metabolismo después de su consumo.
No se pase…
Ni los chinos consumen más de 5 tazas al día. El te verde contiene cafeína y puede interactuar con medicamentos que esté tomando y provocarle insomnio, dolores de cabeza y desordenes estomacales.
Recenta | Té verde con limón y menta

Ingredientes:
8 tazas de agua
8 bolsitas de te verde
1 manojo de menta fresca
1 1/2 tazas de azúcar
1/2 taza de jugo (zumo) de limón fresco
Hielo

Tu eres nuestro visitante numero