Diamantes muy caros, pero con defectos

El bèisbol de las Mayores està viviendo una època fabulosa en lo que respecta a las ganancias y  contratos lujosos de las  estrellas, sin embargo podemos ver como algunos jugadores parecen diamantes muy caros, pero con defectos.
Muchos jugadores que reciben grandes contratos parecen aburguesados, de porcelana, incluso despuès de una lesiòn descuidan su rutina de trabajo y se convierten en un objeto decorativo. Los Gerentes  Generales tienen que absorber todo el peso de esos acuerdos, quedando los equipos  con poco presupuesto para contratar agentes libres y otras veces el valor monetario de esos pactos es tan grande que resulta dìficil transferir esos jugadores, aun siendo deseados por otros conjuntos.
En el caso de los lanzadores, hay una èlite de diamantes defectuosos. Justin Verlander, con un lujoso contrato 180 millones de dolares (desde el 2013 al 2019).  Tiene  el segundo pacto  màs voluminoso para un lanzador,  ùnicamente superado por Clayton Kershaw   (215 MM). Al Megadivo Verlanderun hombre que està màs en faràndula que en bèisbol, debe provocarle resquemor ver   brillar  a  Dallas Keuchel (9-3 2.17) quien apenas gana 525 mil dolares. El Cy Young del 2011 registrò (15-12 4.54) en el 2014, en tanto este año solo ha lanzado  dos partidos (0-1 6.17).
Carstens Charles Sabathia, conquistò a los Yankees con dos contratos fabulosos, uno por 161 millones (2009-15) y una renegociaciòn en el 2012 por 122 millones, que incluye 23 millones por año hasta el 2016 y una opciòn del equipo (condicional) por 25 MM para el 2017,  que en todo caso le reportarà un mìnimo de 5.0 millones en el 2017. Sus nùmeros  en los ùltimos tres años, en el 2013 (14-13 4.78), el año pasado (3-4 5.28, limitado a 8 salidas) y esta temporada (3-7 5.65). El Magnìfico se ve perdido en la lomita, todos los bateadores contrarios celebran cuando le toca lanzar.
El japonès Masahiro Tanaka, el lanzador con el quinto  contrato màs caro en la historia del juego, 155 MM (2014-20), un monto similar al de Jon Lester. Tanaka fue una sensaciòn, multimillonario antes de hacer su primer picheo  en las Mayores. Todo estuvo perfecto, fue uno de los lanzadores màs dominantes hasta que tuvo un desgarre en el ligamento colateral derecho a mediados del año pasado. Esta temporada  apenas ha lanzado  9 partidos (4-3 3.88). En sus ùltimas dos salidas ha permitido 11 carreras limpias, 6 jonrones, en 10.0 entradas. El nipòn  asegura que su codo està bien, no obstante  haber perdido  todo el mes de mayo lesionado. Brian Cashman ha tenido un tremendo dolor de cabeza con  los contratos de Tanaka y Sabathia.
Matt Cain, un lanzador ¨fascinante¨, asì se puede llamar un hombre que en 10 años  de carrera apenas   en el 2012 ha conseguido màs de 15 triunfos (16). Con un contrato de 128 millones (2012-17), este señor garantizò su futuro, pero parece que dejo el brazo en la postemporada del 2012. En el 2014 (8-10 4.00), este año (2-7 4.18), nùmeros mediocres para un lanzador tan caro.
Cliff Lee, por suerte para los Filis està en su ùltimo año de un contrato  de 120 MM por cinco años (2011-15). En el 2014 apenas ganò 4 juegos, en tanto esta temporada no ha tirado una producto de una lesiòn en el codo de lanzar. Su compañero Cole Hamels acordò con los Filis por 145 millones (2013-18). No ha lanzado tan mal, pero solo ha ganado 8, 9 y 5 juegos en sus tres primeros años. Todo el mundo lo quiere, se  ha estado  coqueteando con èl desde medianìa de la temporada pasada, pero el peso de su contrato es mas incomodo que la piedra de Sìsifo.
Ese grupo se ve muy bien logrado, brillantes, preciosos, pero con defectos.

Tu eres nuestro visitante numero