Médicos se equivocan y niño queda ciego

El cirujano se equivocó y en lugar de quitarle el izquierdo le extirpó el derecho
Poco antes de entrar al quirófano el pequeño Fernando Jonathan Valdez Ayala, de un año y dos meses de edad, miró a sus padres tranquilamente con el único ojo sano que tenía en el momento y sin saber que sería la última vez que vería esos rostros porque el médico se equivocó y en lugar de quitarle el izquierdo le extirpó el derecho.
“Se quedó ciego”, denunció la madre Marlene Ayala a través de Facebook para documentar un caso más de negligencia médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social que en el último año suma 1,543 casos reconocidos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
Desde los once meses de edad, el niño fue sometido a sesiones de quimioterapia en la Unidad Médica de Alta Especialidad  del Instituto Mexicano del Seguro Social de Ciudad Obregon, Sonora,  para combatir un tumor en el ojo izquierdo que no cedió y por lo que se programó la cirugía en días pasados.
“Siento impotencia, coraje”, agregó Ayala para explicar que demandará al hospital donde ocurrieron los hechos y al que hoy exigen una indemnización de por vida para el menor que quedó discapacitado. “Ya no tiene su ojo y no se le pueden volver a poner: es una desgracia para mi hijo que apenas empieza a vivir”.
A través de un documento oficial difundido en las últimas horas, el IMSS reconoció que existe la queja (en contra del oftalmólogo Armando Cisneros) y que, en caso de que se compruebe la negligencia actuará “según los lineamientos internos” pero se negó a dar detalles debido a que la familia del menor sonorense interpusieron una denuncia penal en contra de la institución a la que están afiliados 58.4 millones de mexicanos.
Cada año, el IMSS encabeza la lista de abusos de derechos humanos a nivel nacional -muy por arriba de las Fuerzas Armadas- por falta de médicos especialistas, personal de enfermería, pasantes, capacitación para elaborar diagnósticos y estudios clínicos; limitación de infraestructura, recursos materiales y desabasto médico.
En respuesta, personal de salud de diversos estados del país han realizado marchas yprotestas para denunciar la corrupción por parte de los dirigentes locales y/o nacionales que al desviar los recursos asignados provocan el desabasto de medicamentos, instrumentos quirúrgicos, escasez de análisis y hasta insumos básicos como jeringas y gasas.
La institución tiene un presupuesto anual que ronda los 77 millones de dólares.

Tu eres nuestro visitante numero