“Soy abiertamente gay, me hace feliz hablar al respecto”

Mi esposo y yo hemos estado juntos por doce años, tenemos dos hijos
 Aprovechó su escala a República Dominicana, dentro de su gira por 15 países de América y Europa defendiendo los derechos de las personas Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transgénero (LGBT), para advertir que las leyes que discriminan a esa comunidad amenazan la estabilidad y el crecimiento económico de las naciones. En el caso del país, para incentivar el turismo LGBT.
Es Randy Berry, emisario especial del Gobierno de los Estados Unidos sobre los derechos de la comunidad alrededor del mundo, quien también concedió esta entrevista a DL.
La casa del embajador James W. Brewster y su esposo Bob Satawake, fue el lugar del encuentro. Con una sonrisa amplia y un sentido apretón de manos saluda a la periodista, y segundos después se inicia la conversación.
P. ¿Quién es Randy Berry?
R. El emisario especial sobre los derechos de las personas LGBT alrededor del mundo, esa es una distinción sobre la cual me gustaría llamar la atención. Trabajamos bajo el marco de todos los derechos humanos, así que el título es muy específico. He sido miembro del servicio diplomático de los Estados Unidos, por veintidós años y, a través de mi carrera, trabajé principalmente en temas relacionados con derechos y desarrollo humano. Trabajo con sociedades en casos post conflictos. Así que me sentí honrado cuando el secretario Carry me pidió volver y tomar esta nueva responsabilidad, la cual no existía anteriormente en nuestro gobierno. Así que durante los próximos meses y años voy a estar viajando a través del mundo para hacer lo posible para que disminuya la discriminación y violencia contra los miembros de la comunidad. Esencialmente ese es el alcance de mis funciones.
P. ¿En qué etapa está?
R. Ahora estoy viajando para aprender y escuchar, pienso que eso ha sido especialmente importante en este viaje, ya que quiero tener buena comprensión, creo que en toda sociedad, en todo país, la evolución del reconocimiento de los derechos humanos es diferente, para aprender de esas diferencias y donde hay similitudes. Pienso que podemos entablar debates, compartir puntos de vista, ver cómo podríamos mejorar la situación para los miembros de nuestra comunidad a nivel mundial.
P. ¿Tiene definido los retos de la comunidad LGBT en República Dominicana y América Latina?
R. Sí, de hecho he aprendido bastante en este viaje y estoy muy agradecido por la oportunidad, ya que pienso que hay gran liderazgo en Latinoamérica en este tema y soy muy consciente de que a través de nuestros compromisos es que miramos hacia nuestros países y gobiernos aliados para ver dónde podemos aprender de ellos, porque de hecho, en ocasiones los Estados Unidos no ha sido tan avanzado en estos temas como lo han sido otros países de Latinoamérica. Me acerco a esto con la concepción que todos estamos participando como una coalición de iguales, ver cómo podemos nosotros aprender del modelo latinoamericano, ver nuestra experiencia para ver si ha habido algunas dificultades y luego ver cómo podemos colaborar con los países de todo el mundo para lograr mejorías a nivel global.
P. En la región existe un rechazo a la homosexualidad, ¿cómo cambiará esa visión?
R. Creo que a través del diálogo, del hablar con claridad, es donde profundizamos nuestro reconocimiento del punto de vista de todos. Personalmente creo firmemente que ser una persona de fe y ser una persona de una orientación sexual diferente no son ideas que tienen que estar en conflicto, sé que a veces es interpretado de esa forma, pero entiendo que hay muchas voces de comunidades religiosas que son bastantes progresistas, que entienden los temas básicos de derechos humanos de los que hablamos, así es como nos involucramos, como compartimos puntos de vistas y que potencialmente podremos ver el tipo de cambio que buscamos.
Otra cosa que he visto también es que a menudo la oposición a que aumente el espacio para que las personas LGBT vivan sus vidas de manera abierta es dado a través de un enfoque de la defensa de la familia, que es otra cosa que me desconcierta porque, por ejemplo, soy abiertamente gay, mi esposo y yo hemos estado juntos por doce años, tenemos dos hijos y puede que en mi vida haya usado muchas etiquetas, pero para mí no hay ninguna más importante que ser padre.
P. A propósito, cómo reaccionaron sus padres al enterarse de su preferencia sexual.
R. Es una excelente pregunta, porque creo que es importante compartirlo, creo que es una forma que une a los miembros de la comunidad, es un punto en tu vida cuando pasas de saber en tu cabeza y corazón quién eres a compartirlo con el exterior. En mi caso, y creo que cada una de esas interacciones es muy diferente porque es una trayectoria muy personal sobre qué edad tiene una persona cuando decide compartirlo con alguien más.
En mi caso fue cuando era joven y me enamoré por primera vez, y simplemente fue con otro hombre, lo llevé a casa a conocer a mi familia y tengo la bendición de tener una familia que lo tomó sencillamente igual que como si hubiese llevado una mujer; de hecho, tengo mucha suerte, porque es algo de lo que nunca hablamos, mi familia simplemente dijo si es la persona que amas, entonces es bienvenido en nuestra casa.
P. ¿Qué piensa de esta disyuntiva, las personas nacen gay o es una conducta que se aprende?
R. Tengo la certitud de saber, que de hecho esta es la forma en la que naces, no hay discusión al respecto. Conozco la trayectoria por la que pasan las personas gays y es esencialmente quienes somos en cuanto a nuestra identidad.
P. ¿Que los LGBTI adopten hijos podría condicionarlos a tener una preferencia sexual similar a sus padres adoptivos?
R. Pienso que es absurdo, porque esto vuelve al punto anterior. Sé desde el fondo de mi corazón que cuando naces, eres una persona completa, hay experiencias que podrían dar forma a tus perspectivas de la vida, pero quien eres como persona, la parte principal de quien eres, no es aprendido. Si eso es cierto, entonces no tendríamos gente gay, ya que toda persona gay es el resultado de una relación heterosexual.
P. ¿Hay algo que le preocupa de la comunidad LGBT?
R. Creo que tu pregunta es muy importante, los miembros de la comunidad tienen derecho a la igualdad y la dignidad ante la ley, eso es lo más importante, pero quiero decir que no es solo un problema en la República Dominicana, sino que es alrededor del mundo, incluyendo en ocasiones hasta en mi propio país. Si vemos la parte de acceso a servicio de salud, por ejemplo, en los escenarios de mayor represión del mundo afectan la capacidad de las personas de tener acceso a servicios de salud en de gays y lesbianas, y otra cosa que vemos a menudo a nivel global son altas tasas de infección por VIH. Por ejemplo, en la comunidad ‘Trans’ y no es por algún problema en particular, es por el hecho de que no buscan tratamiento, es realmente una preocupación global nuestra. Estamos trabajando con nuestros colegas del sector de salud para cambiar esto.

Tu eres nuestro visitante numero