“Es hija mía y me duele, no puedo dejar las cosas así” padre Yulissa mateo

EL SEÑOR BLANC FÉLIZ TODAVÍA NO SE REPONE DE LA PÉRDIDA DE SU HIJA

Un día antes del supuesto suicidio de Yulissa Mateo, de 21 años de edad, su padre recibió una llamada telefónica de la madre de la joven para decirle que el esposo de ella, el raso José Adán Nova, la había matado.
El señor Juan de Jesús Blanc Féliz, quien aún no se repone de la pérdida de su hija, recuerda ese fatídico momento cuando estaba en su casa al mediodía almorzando, y hasta el apetito perdió cuando escuchó la voz angustiada de su exmujer. Se puso nervioso y solo pensó en Yulissa.
“Yo estaba comiendo como a la una de la tarde, la mamá de ella me llamó. Él (el raso) llamó a la mamá, y ella desesperada me dijo como que él la había matado y le había dicho que ya salió de ella”, relata.
En su estado de incertidumbre, Féliz llamó a un amigo que vive cerca de una hermana de su hija para que averiguara lo que estaba sucediendo. Pero media hora después la madre de Yulissa lo llamó y le dijo que todo estaba bien y que ella había hablado con su hija. Pero un día después de este susto, el sábado 11, Yulissa supuestamente se suicidó.
“Ellos ya se habían dejado en otras ocasiones y habían peleado. Yo no sé lo que estaba pasando en esa pareja”, expresa el hombre mientras confiesa que la última ruptura duró más de un mes.
No obstante, hace referencia a una ocasión en la que el raso había mostrado una actitud violenta con su hija, y recuerda que aparentemente en una discusión salió a relucir un cuchillo.
Féliz reconoce que desde que Yulissa se unió sentimentalmente con Nova, su relación con ella fue distante, por lo que no sabe con certeza lo que sucedía en ese hogar, aunque se lo imagina. “Yo no la visitaba porque me sentía mal, como me siento ahora, destrozado”, agrega.
Desacuerdo
Cuenta que la razón de su desacuerdo con esa relación es que el raso es hermano de una hermana de madre de ella, vínculo que considera como muy cercano. “Ella estaba estudiando derecho, no sé cómo fue que conoció a ese muchacho, esa relación, yo la aconsejé a ella y le dije que no me gustaba esa relación, lo que pasa es que los jóvenes cuando están enamorados no le oyen a los padres”, reflexiona.

Ella tenía 19 años en ese entonces, y él decidió no interferir en lo que su hija quería, un lazo que solo duró dos años y terminó con su muerte.
CONFUSIÓN POR EL HECHO
Lo que le causa duda al señor sobre cómo sucedió el hecho, es que el raso alega en sus declaraciones ante la Policía que su esposa tomó el arma de reglamento que él guardaba debajo del colchón, justo cuando supuestamente él dormía, entró al baño y se suicidó. “Él estaba acostado, ¿él no sintió cuando ella fue a buscar el arma?”, cuestiona. Es por esto que decidió querellarse contra Nova para que se esclarezca el caso. “Ella es hija mía y me duele, no puedo dejar las cosas así, porque no fue una gallinita que la agarran para sacrificarla, ella me duele”, repite conmovido.

Féliz entiende que la Policía no debe adelantarse a los acontecimientos, sino esperar que concluyan las investigaciones. “Después que las investigaciones concluyan yo acataré la decisión que tomen, porque tampoco yo soy un verdugo para insistir si él es culpable o no”, manifestó.
Según el raso José Adán Nova, la razón del disgusto de Yulissa y la decisión de suicidarse fue porque él no pudo conseguirle RD$5,000 que ella le había pedido para celebrarle el cumpleaños al niño de un año que ambos procrearon, un pequeño que ahora está huérfano de madre

Tu eres nuestro visitante numero