Dizque un “demonio” dentro de ella le decía que debía estar cada vez más flaca


Su obsesión por parecer una modelo de Victoria’s Secret casi le cuesta la vida a Christie Swadling.
La joven australiana de 18 años de edad  confesó en un vídeo de Barcroft TV, que estuvo al borde la muerte por su padecimiento de anorexia. 
Swadling dijo a dicho medio que restringió su dieta a solo 300 calorías diarias para lograr parecerse a su ídolo, la modelo Miranda Kerr.
“Estaba comiendo cerca de nada. Tal vez dos de mis comidas tenían menos de 300 calorías y tenía un demonio dentro de mí diciéndome constantemente que tenía que estar flaca”, dijo la joven aldailymail.co.uk.

Tu eres nuestro visitante numero