Emotiva sorpresa durante aterrizaje en Puerto Rico (video)

Lloran y aplauden por el inesperado momento grabado

La música no sólo divierte. Conecta, despoja, conmueve, incluso entre los acelerados vaivenes cotidianos de un mundo globalizado y altamente tecnológico. No escapamos de la canción. Está por doquier y, cuando no hay bocinas, podemos improvisar con nuestra voz.
Eso fue precisamente lo que hizo el coro del recinto de Cayey de la Universidad de Puerto Rico cuando sus integrantes decidieron cantar tras un largo vuelo. Estaban sentados en el avión y, tan pronto aterrizaron en San Juan luego de representar a su patria en Ecuador, decidieron interpretar a cappella el tema "Amanecer borincano".
Sorprendidos y emocionados por la repentina vocalización, varios pasajeros boricuas -que regresaban a su Isla en medio de la crisis socioecnómica y la sequía que azota el País- dejaron escapar algunas lágrimas. Sintieron motivación.
"Es la primera vez que me sucede algo así y más viendo que son jóvenes que salieron a representar a su Isla. Fue muy emotivo y me reafirma que aquí es que debo quedarme haciendo lo que me gusta y aportando a que mi país salga hacia adelante", dice el sanjuanero Julio Vizcarrondo, de 27 años. El maestro, actor y productor teatral fue uno de los espectadores que grabó el momento. Nunca imaginó que el vídeo sería visto y compartido por miles de cibernautas.
El coro tampoco pensó que su improvisación tendría tanto impacto. Sabían que estaban siendo grabados con celulares durante su llegada de Ecuador, donde fungieron como embajadores musicales en los festivales Voces desde la Mitad del Mundo y El Canto Coral Hermana a los Pueblos. Sin embargo, su presentación en el avión tuvo el alcance web que no logró su participación en la nación sudamericana.
"No esperábamos que se volviera viral el vídeo. En realidad cantamos por la emoción de aterrizar -por fin- en Puerto Rico", reacciona ahora el naguabeño Samuel Rosario, presidente del coro.
Reflexiona que la reacción que causó la improvisación del grupo refleja cómo "el espíritu del boricua sigue vivo a pesar de los momentos de crisis".
El arte invoca esa inspiración, según el estudiante universitario de psicología y salud mental. "La música es vida. Uno nace con la música en el corazón. Te relaja, te enseña. Es una vía de liberación, de expresar lo que uno siente y lo que uno tiene en el corazón", concluye.

Tu eres nuestro visitante numero