El luto público de la viuda de Chespirito

Los escándalos salpican la memoria del actor mexicano, uno de los más célebres de América Latina, al cumplirse los nueve meses de su muerte 
El legado de uno de los actores más populares de América Latina, el mexicano Roberto Gómez Bolaños Chespirito, ha sido acompañado por la polémica desde años antes de su muerte, el 28 de noviembre de 2014. Pero a raíz del fallecimiento del protagonista de El Chavo del Ocho, las peleas entre los miembros del reparto del exitoso programa y, sobre todo, las polémicas declaraciones de su viuda, Florinda Meza, han mantenido su nombre en el candelero.
Mientras que los seis hijos del actor (producto de su primer matrimonio, con la también fallecida Graciela Fernández) han mantenido un hermético silencio desde su muerte, Florinda Meza ha concedido varias entrevistas a medios latinoamericanos para hablar del actor. “Estoy aprendiendo a vivir de otra manera… estoy sobreviviendo”, afirmó al programa mexicanoVentaneando. La también actriz reveló que Chespirito sufría de un “parkinson tardío” al final de su vida lo que “aceleró” su debilitamiento.
Meza ha hablado de los amoríos que mantuvo con otros actores además de Chespirito (con Enrique Segoviano, primer productor de la emisión, e incluso con Carlos Villagrán Kiko) y ha reconocido que, cuando inició su romance con el actor, sabía que era casado y que tenía seis hijos. “La [relación] la inicié con muchas dificultades, una esposa y seis hijos y era muy riesgoso. No le pedí que se divorciara, llegó con lo que tenía puesto”, afirmó. “No fue fácil verlo sufrir por sus hijos”.
Algunos medios han publicado que Meza y los hijos del actor mantienen un discreto estira y afloja sobre la herencia de Chespirito, pero la sangre no ha llegado al río. Los derechos de retransmisión de sus exitosos programas han recaudado en solo diez años más de 1.700 millones de dólares. Los derechos para emitir un solo episodio de El Chavo del Ocho cuestan 1,5 millones de dólares. Roberto Gómez Fernández, el primogénito del intérprete, ha descartado cualquier acción legal y ha insistido en que su intención es mantener una buena relación con la viuda. “Tratamos de que todos los recuerdos sean con todo el cariño y el amor que él generaba y eso ayuda”, afirmó en mayo. Las demás descendientes (todas mujeres) han optado por un diplomático silencio.
Florinda Meza, entretanto, mantiene su luto mediático. En su cuenta en Twitter, la viuda deja en claro el vacío que dejó Chespirito en su vida. “#ExtrañoaChespirito porque era bueno, porque era sabio, porque era un hombre sereno, que no creía en el agravio”. Otro mensaje, lanzado en tono de reflexión, dice: “Mis amados, el mal crece, lo sé, pero recuerden siempre las enseñanzas de mi Rober. ‘La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”.

Tu eres nuestro visitante numero