Madre queda devastada tras ver el mensaje de su hija (ver video)

Antes del accidente era una chica muy popular en su escuela. Hacía actividades con sus compañeros, iba a los partidos, sacaba buenas notas e incluso modelaba. Pero era adicta al teléfono móvil. No había un solo minuto en su día a día en el que no pensara en chequearlo para ver qué hacían y decían sus amigos. 
Eso la llevó a hacer lo mismo cuando estaba al volante de su coche, pues creía que nada le podía suceder. Pero un día fue a leer un mensaje y se vio involucrada en un gravísimo accidente de tráfico, del que por suerte pudo salir con vida. Sin embargo, las secuelas físicas que sufre ahora son graves e irreversibles y, aunque en un principio contaba con sus amigos, éstos pronto desaparecieron.
Por suerte Liz es valiente y quiere que cuando la gente vea su video, aprendan de la importancia detrás de la seguridad vial. Así que por favor – citando a Liz –, si recibes un mensaje mientras conduces, no lo leas. No vale la pena.

Tu eres nuestro visitante numero