Diferencias entre mamografía y ecografía mamaría

Las enfermedades del seno son muy frecuentes a nivel  y por ello es necesario realizar un examen adecuado para detectar cualquier anomalía a tiempo. Generalmente, cuando las  van a realizarse un examen no están del  claras acerca de qué examen deben escoger o para que sirve cada  de ellos.
Pensando en esto, es esencial procurar explicar las diferencias que existen entre los diversos diagnóstico disponibles, ya que normalmente el conocimiento que llevan las mujeres proviene de una amiga, una vecina o algún  cercano.
Patologías del seno
El cáncer de mama se encuentra entre las dos primeras causas de mortalidad entre las mujeres venezolanas. De allí, que se hagan esfuerzos considerables por reforzar planes de detección temprana y tratamiento efectivo, que permitan limitar al máximo las muertes por esta enfermedad.
Si bien la enfermedad más temida que puede detectarse en el seno es el cáncer de mama, no es el único diagnóstico posible. También pueden diagnosticarse lesiones benignas frecuentes como los quistes de mama, fibroadenomas, dilatación de ductos galactóforos, calcificaciones gruesas conocidas como “palomitas de maíz”, etc.
Métodos de diagnostico
A pesar del esfuerzo que realizan numerosas asociaciones sin fines de lucro para informar y educar a las personas sobre la importancia de realizar exámenes periódicamente, todavía existe desinformación en el tema. Para la detección temprana del cáncer de seno se utilizan dos herramientas: la mamografía y el ecosonograma. Ambas tienen alcances y limitaciones bien definidos, pero que se complementan entre ellas para la obtención del mejor diagnóstico posible.
“Muchas mujeres confunden que es un eco mamario y una mamografía, algunas incluso se asustan cuando escuchan que necesitan otro estudio. Normalmente, se aconseja que se efectúen estos dos estudios casi simultáneamente y en el mismo centro”, comenta la doctora Verónica Velasco, radiólogo del Centro Diagnóstico Estética Láser.
Mamografía
-Emplea una mínima radiación, es decir, es como una radiografía de la mama.
-Es el método más importante para la detección precoz y certero de lesiones cancerosas.
-Muestra signos para el diagnóstico de cáncer de mama en fase microscópica, antes de que alcance un tamaño que pueda ser palpable y detectada en el auto-examen.
-Se realiza por primera vez a los 35 años y luego anualmente.
-Al finalizar el examen, no queda en el cuerpo del paciente ningún tipo de radiación.
-Aporta información que la ecografía no entrega, por ejemplo, la detección y análisis de micro-calcificaciones de sospecha.
-Su capacidad de detección depende del tamaño del tumor, la densidad del tejido mamario y la habilidad del radiólogo.
Ecografía mamaria
-Es un procedimiento de imagenología que emplea una emisión de ultrasonidos dirigida sobre un cuerpo u objeto como fuente de datos para formar una imagen de los órganos o masas internas con fines de diagnóstico.
-No presenta ningún tipo de radiación.
-Es el examen recomendado para los pacientes mayores de 35 años de edad para descartar la existencia de lesiones benignas o lesiones sospechosas ocultas dentro del parénquima mamario, y prevenir el cáncer de mama.
-En mayores de 40 años, aumenta la especificidad de la mamografía para la detección del cáncer de mama.
-Sirve para caracterizar una lesión. Por ejemplo, ante un nódulo, puede decir si su contenido es sólido (fibroadenoma) o liquido (quiste).
-Entrega información que no se puede obtener con la mamografía, como la detección de nódulos en mamas densas, el análisis de las características internas de las tumoraciones y la vascularización de las lesiones, usando Doppler color y otros datos importantes para un diagnóstico diferencial correcto.
-Sirve como guía para biopsias o procedimientos invasivos.
Recomendación
La incidencia del cáncer de mama va en aumento mundialmente y se cree que es a causa de los cambios en la dieta diaria, estilos de vida y patrones de reproducción. Las estadísticas también muestran que la mortalidad por cáncer de mama en aquellos países en los cuales la mamografía ha sido empleada como herramienta de prevención tiende a disminuir.
“La mamografía debe practicarse en toda mujer anualmente, a partir de los 35 años si no se tienen antecedentes familiares en primer grado, a fin de lograr una detección temprana”, aseguró la Doctora Velasco de CDEL.
Las mujeres con o sin implantes deben perderle el miedo a la presión ejercida durante una mamografía; jamás podrá ocasionar ningún daño ni a la mama ni al implante. “Si bien la mamografía produce molestias por la compresión de la glándula mamaria, son tolerables por su corta duración. De todas formas, es recomendable para mujeres sensibles al dolor, procurar realizarla después de la menstruación”, explicó la Dra. Velasco de CDEL.

Tu eres nuestro visitante numero