Su madre lo abandonó por estar desfigurado

Howard Shulman sufrió el mayor de los desprecios por parte de su madre, quien lo abandonó al nacer por sufrir una infección bactereológica que lo dejaría desfigurado por el resto de su vida.

La niñez de Shulman no fue nada fácil. Tuvo que vivir su infancia enhospitales después de un calvario de operaciones. Al pasar los años sufriómarginación y dolor por no tener a su madre.

Tiempo después vivió con una familia judía donde tan solo duró una semana. Después permaneció el resto de su juventud con otra familia de Nueva York, Vito y Mary Signorelli, a quienes considera lo más parecido a unas figuras paternas que ha conocido.

Su deformación física le causó acoso no solo con sus padres adoptivos sino también con los otros niños, que cruelmente lo llamaban "nariz de cerdo" y "cara aplastada".

Después de una vida difícil y pasar momentos de crueldad, Howard Shulman se reencontró con su madre.

Cuando la vio, le preguntó ¿por qué lo había abandonado?, a lo que ella respondió que no se arrepentía de nada de lo que había hecho y que no lo podía soportar.

Ese mismo día, Howard Shulman conoció a tres hermanos, uno de ellos un fiscal.

Poco después del segundo encuentro con su familia biológica, la madre no quiso verlo ni hablar más con él.

Según el portal clarin.com, Shulman se pudo superar y se convirtió en un exitoso dueño de boliches en Estados Unidos, donde incluso conoció a su esposa.

"Quería saber de mis raíces pero al pasar el tiempo empecé a sentir rabia por lo que tenían mis hermanos. Eran bien educados y eran una familia bien unida. Me sentía como un intruso. Ellos se sentían culpables. Pero yo no. Nunca me sentí culpable. Yo no hice nada mal", resaltó Shulman.

Tu eres nuestro visitante numero