UNA OPERACIÓN DE ALTO CALIBRE QUE LO VULNERÓ TODO: La ruta del e



SIGUERON UNA ESPECTACULAR OPERACIÓN MARÍTIMA Y AÉREA HASTA LLEGADA FINAL A FRANCIA

Los pilotos franceses Pascal Fauret y Bruno Odos habrían escapado de República Dominicana en una espectacular operación marítima y aérea, que les permitió transitar con libertad por dos islas antes de regresar a Francia.
Fauret y Odos habrían escapado del país en una supuesta excursión de pesca, y en altamar abordaron otra nave que los llevó hasta San Martín, y en avión se movieron a Martinica, desde donde partieron a Francia según informaron ayer medios franceses.
La investigación de los medios galos menciona a un eurodiputado, Aymeric Chauprade, del conservador Frente Nacional, quien confirmó haber cenado con los pilotos el 17 de octubre en un hotel de Santo Domingo.
La cadena francesa BFMTV publicó ayer una fotografía en la que se observa a los dos pilotos en altamar, ataviados con chalecos salvavidas, y por igual se puede ver la silueta de una tercera persona, distorsionada, en la publicación francesa.
El diario Le Figaro señala que se pusieron en marcha varios planes, como la huida por un helicóptero, descartado porque al final los organizadores dudaron del compromiso de los pilotos, a quienes les habrían informado que el plan se ejecutaría el 25 de octubre para despistar cualquier delación. La operación se produjo días antes.
Pascal Fauret dio una rueda de prensa en compañía de sus abogados en las cercanías de Lyon, al sureste de París, pero no quisieron referirse a los modos de escape.
“Desde el momento en que se trata de una justicia que no investiga, que no nos escucha y nos condena a 20 años solo porque somos francés (...) mi decisión fue volver a mi país”, dijo Pascal Fauret a la cadena BFMTV, como justificación de su huida.
Los pilotos fueron condenados en República Dominicana a 20 años de prisión tras ser detenidos en el aeropuerto de Punta Cana en un avión Falcon 50 que tenía como destino Francia.
Esa noche, la del 19 al 20 de marzo de 2013, las autoridades dominicanas recibieron informes de Estados Unidos de un cargamento de narcóticos que saldría por la terminal turística.
“Reconocemos el regreso a Francia de nuestros dos compatriotas. Su decisión es un acto individual en el que no interviene el Estado”, dijo uno de los portavoces del ministerio de Relaciones Exteriores de Francia.
Abogados de los pilotos han asegurado que sus clientes quieren comparecer ante la justicia de su país, para brindar todas las declaraciones que sean requeridas. Además apuntan a que “un grupo de amigos” los ayudó a salir del país caribeño.
“Ellos están a disposición de la justicia. Sólo tienes que dar una fecha para que vayamos a la citación a declarar”, contó Eric Dupont, uno de los abogados.
Francia se desvincula
El gobierno francés negó cualquier implicación en la fuga de República Dominicana hacia Francia de dos pilotos franceses que habían sido condenados a 20 años de cárcel por tráfico de cocaína y se encontraban libres, con prohibición de salir del país, mientras se examina su apelación.

“Tomamos nota de la vuelta a Francia de nuestros dos compatriotas. Su decisión es un acto individual en el que el Estado no está en absoluto implicado”, declaró un portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores.
(+) VERSIÓN DE LE FIGARO COMPLICA EL CASO 
Los medios franceses indican que en febrero de 2015 una jueza de instrucción marsellesa visitó el país para conversar con los dos pilotos, pero que al ésta llegar en compañía de un fiscal dominicano, los acusados prefirieron guardar silencio.

Ha ambos pilotos se encontraban en libertad condicional a la espera del juicio de apelación por la condena de 20 años que les fue dictada. En el país aguardan Nicolás Pisapia y Alain Castany, los dos franceses que completan el listado de cuatro involucrados en el caso.
La cadena de televisión BFMTV reseña la designación de un nuevo embajador de Francia en Santo Domingo, quien habría recibido a los cuatro franceses condenados en su despacho para escuchar su versión de los hechos.
El diario Le Figaro desmiente que el nuevo embajador tuviera información sobre la fuga, aunque descarta que los servicios de inteligencia franceses fueran sorprendidos el lunes por la mañana con la noticia de llegada de los hombres.
Franceses en República Dominicana habrían jugado un papel importante en la operación, al igual que otros en París, aunque sus nombres se mantienen en secreto por el momento.
Los medios galos recogen opiniones de legisladores franceses que hacían lobby para que el ministerio de Relaciones Exteriores interviniera con las autoridades dominicanas por el caso de sus compatriotas, por lo que la fuga de dos de los integrantes podría endurecer la revisión que está pendiente en suelo dominicano.

Tu eres nuestro visitante numero