Gritan "corrupto" a presidente Medina en Santiago

Apostados a ambos lados de la avenida Juan Pablo Duarte de esta ciudad, integrantes de movimientos sociales con carteles en manos gritaron “ladrón” y “corrupto” al presidente Danilo Medina a su paso por la vía.
Miembros de Santiago Somos Todos, Peregrinos de Moca, Poder Ciudadano, y otros, solicitaron la renuncia del jefe de estado, por entender que ha fallado en la solución de los principales males sobretodo en el tema de la corrupción.
Medina estuvo en Santiago en la celebración de los 30 años de la fundación de la Asociación de Industriales de la región Norte (AIREN) y la inauguración de un Centro Diagnóstico.
Lucien Carlo, del movimiento Santiago Somos Todos, dijo que este gobierno ha defraudado al país con el tema de la corrupción e instó al Presidente a sacar las manzanas podridas de su gobierno tal y como lo prometió en su campaña.
“Los hijos se educan a través del ejemplo y él no está dando un buen ejemplo desde su gobierno al no llevar a las cárceles a los funcionarios que han robado desde sus posiciones gubernamentales”, adujo la activista al conversar con periodistas.
Los manifestantes exigieron al Presidente hablarle al país y por lo menos enviar un mensaje firme sobre temas fundamentales en especial el referente a la corrupción e impunidad judicial.
A pesar que hizo caso omiso a los llamados de los grupos populares, el gobernante se detuvo con estudiantes de la escuela Albergue Infantil Santiago Apóstol, quienes también exigían mediante pancartas la construcción de un nuevo edificio para ese centro.
Medina conversó desde su vehículo con Marcia Ramos, sub-directora de la institución académica, a quien cuestionó sobre la situación por la que atraviesa el centro.
Luego de varios minutos de escuchar a la educadora, el mandatario solicitó a la misma que le envíe un documento donde plantee las principales necesidades de la institución.
Actualmente la escuela alberga unos 500 niños y niñas, los cuales reciben docencia amontonados en 13 aulas, en condiciones antipedagógicas.

Tu eres nuestro visitante numero