Justin Bieber y su madre casi no se hablan

ESTADOS UNIDOS. La relación de Justin Bieber con su madre, Pattie Mallette, se ha deteriorado en los últimos dos años al sentirse ella decepcionada por el comportamiento errático del cantante, quien fue arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol y por arrojar huevos contra la casa de un vecino.
“Me distancié porque estaba avergonzado. Nunca quise que mi madre se sintiera decepcionada, y sabía que lo estaba. Es una mujer maravillosa y la quiero. Pasamos algún tiempo sin hablarnos, y lleva tiempo reconstruir esa confianza”, confiesa Justin a la revista Billboard.
Ahora, el joven y su madre -que tuvo a Justin cuando tenía 17 años- están intentando solucionar sus problemas.
“Actualmente está viviendo en Hawái, así que es difícil, pero las cosas están mejorando. Es una mujer maravillosa y la quiero”, añadió.
Aunque Justin se ha alejado de su madre, sí continúa muy unido a su padre, Jeremy Bieber, a quien defiende asegurando que, aunque cuando él nació era demasiado inmaduro, no por ello ha sido un mal padre.
  • Justin Bieber y su madre casi no se hablan
  • Justin Bieber y su madre casi no se hablan
  • Justin Bieber y su madre casi no se hablan
Justin Bieber ha confesado en esta entrevista: “Hemos pasado un tiempo sin hablar, con lo cual lleva tiempo volver a conseguir esta confianza”.
El hecho de que su madre se haya ido a vivir a Hawái no les ayuda a verse tan a menudo. Pero, Justin lo tiene claro: “Es una mujer estupenda y la quiero”.
Por otro lado, Justin Bieber ha dicho que la gente debería tratar mejor a Kylie Jenner y otras chicas famosas de su edad.
El cantante se encuentra en plena promoción de su nuevo disco y parece que esto le está haciendo reflexionar mucho.
La relación con su padre, tampoco es la mejor
“Era inmaduro. Se marchó durante un año cuando yo tenía 4, se fue a la Columbia Británica [Canadá], y regresó el día del padre. Recuerdo que mi madre le dijo: ‘Si quieres estar presente [en su vida], tienes que estar aquí’. Mucha gente cree erróneamente que es un padre vago, pero ha estado presente en mi vida desde entonces. Pasaba con él los fines de semana”.

Tu eres nuestro visitante numero