Líquidos para una vida saludable Glennys Advíncola

Si entraste a este artículo pensando que te iba a dar opciones de jugos y batidas saludables, te adelanto que no. Pero sí las frutas y vegetales que puedes utilizar para hacerlos. Te invito a seguir leyendo. Conversamos con la nutricionista del Body Shop Athletic Club, Marilú Sepúlveda, sobre los líquidos que necesitamos para una vida saludable y en cuáles alimentos los podemos encontrar.
“Morimos por falta de hidratación antes que por desnutrición”, comenta Marilú Sepúlveda. Por eso es muy importante mantener nuestro organismo saciado de minerales, electrólitos y vitaminas, sustancias vitales para un cuerpo hidratado. ¿Y dónde los encontramos? Luego del líquido imprescindible, que es el agua, las frutas y los vegetales completan la tríada que hará “una combinación bien interesante” para mantener nuestro estilo de vida saludable.
“El líquido es el protagonista de una recuperación muscular”. Una persona que hace ejercicio y está buscando calidad en los grupos musculares, después del entrenamiento debe ingerir una merienda líquida rica en nutrientes, y complementarla con carbohidratos y proteínas.
Masticar vegetales versus beberlos
2488644619_481cbcce65_b
Sepúlveda apunta que los jugos verdes y por consiguiente, los extractores de jugo, están vendiéndose más que nunca. Recomienda tomarlos al momento de hacerlos, pues se aprovechan mejor los electrólitos, minerales presentes en la sangre y líquidos corporales que influyen en la calidad de nuestra actividad muscular. Pero nos hace la salvedad de que nada sustituye el hecho de masticarlos, porque ahí está la fibra completa. Así que si te apetece comer zanahoria, brócoli, pimientos o cualquier vegetal de tu preferencia sin procesarlos, ¡buen provecho!
Es muy importante que los vegetales que consumamos sean de distintos colores durante toda la semana, porque dependiendo del color, el vegetal va a aportar un mineral diferente. Sobre su cocción, en la variedad también está la riqueza, la nutricionista te da la libertad de prepararlos como quieras, pues al final  el momento de la comida debe ser placentero.
Frutas
16477263453_f677e2a7b2_k
En las frutas tenemos una buena hidratación con sus vitaminas. El agua la absorbes junto con las vitaminas y la fibra. Igual que con los vegetales, mejor si masticamos esa fruta con toda su fibra, y si es con la cáscara mejor todavía. Nada de pelar uvas, guayabas, mango, manzanas y naranjas. Lávalas bien y disfruta todo su sabor. Con el tiempo te acostumbrarás y tu cuerpo te lo agradecerá.

Líquidos para bajar de peso
4654479452_3cf2c1f8b3_b
¡Presta mucha atención! Como vivimos en el país del eterno verano, nunca cae mal un “juguito”, pero ojo, estos concentran toda el azúcar de la fruta. La naranja, por ejemplo, tiene alrededor de 2 onzas de jugo. Quiere decir que en un vaso normal te estarías bebiendo 4 ó 5 naranjas. Un vaso grande serían 12 naranjas y eso sobrepasaría los requisitos de azúcar que se necesitan, trayendo consigo un sobrepeso.
Los tés también son milagrosos, siempre y cuando no abuses con los endulzantes. Si puedes prescindir de la miel o el azúcar, te ahorrarás contar calorías. “Ahora en verano no dejes de tomarlo, conviértelo en té frío y disfruta de esta bebida rica en propiedades que también te aporta energía”.
Y para las cafeteras…
7025307281_203c86920e_k
La nutricionista Sepúlveda te da una buena noticia, y se incluye en el club de las “black coffee lovers”. El pasado febrero, las autoridades de Estados Unidos quitaron el límite tope de cafeína que se debe tomar. “Resulta que el café aumenta el metabolismo basal, nos da energía, y por ende, aumenta nuestro ánimo. Si no padeces ningún problema estomacal, pues dale duro”, y disfruta de su aroma.
El único líquido que no tiene cabida en este artículo es el alcohol, de ningún tipo. Quita rendimiento, cuando abusas pasas los síntomas de una deshidratación. Sí, te aporta muchas calorías, casi compite con la grasa en términos de energía, pero esa energía no viene cargada de nutrientes, y lo que queda es grasa. La gente te dirá “la copita de vino de vez en cuando, y puedes hacer la excepción, solo si estás bien de peso”. De lo contrario, bienvenida al mundo de la sobriedad.
Cuando no tomas agua y le dices no a la cantidad apropiada de frutas y vegetales te arriesgas a sufrir de retención de líquidos, hinchazón en los pies y tobillos, labios resecos, piel  seca y quebrada, mal aliento y dolor de cabeza. Evita estos malestares y calcula cuántos vasos de 8 onzas con agua necesitas al día:
Divide tu peso (en libras) entre 16. El resultado es la cantidad de vasos de 8 onzas con agua que necesitas tomar diariamente. Por ejemplo: 125 lb/16 = 8 vasos de 8 oz.
Para saber la cantidad aproximada de sólidos con nutrientes que hidratan tu organismo, consulta con tu nutricionista, pues dependerá de tu edad, peso y estatura.
Ya con esta guía sí puedes crear batidas de frutas y jugos verdes. Con este nuevo hábito podrás identificar cuándo tu cuerpo necesita hidratarse y cuándo no.

Tu eres nuestro visitante numero